jueves, 29 de enero de 2009

"Dormir" que dulce palabra...




No poder dormir, es una de las cosas que más odio.



Descansar es una cosa de necesidad, no es un capricho de la persona. Después de un largo día de trabajo el cuerpo necesita recuperar sus "fuerzas", pero cuando no se logra eso es fatal. Estas todo el día como "sonámbulo", te mencionan la cama y ya te quieres ir a dormir.



Así pasó el otro día, me logré dormir a las 6 de la mañana y menos mal que estoy de vacaciones, porque cuando tengo que trabajar me levanto 7:50 a.m y dormir sólo dos horas no es ninguna gracia, no rindes el 100%, te irritas con cualquier cosa, dices cosas que no quieres decir, etc.




Por eso yo sólo me conformo con al menos 6 horas de descanso, aunque lo recomendable sean 8.
Ni contando ovejas pude dormir jajajaja. Ahora me rio...




PD: envidio a todos los que se quedan dormidos a penas tocan la almohada, que pueden dormir en el día y no les afecta en la noche, a los que no se quiebran la cabeza pensando justo cuando se pretenden ir a dormir (eso me pasa a mi).









2 curiosos dijeron ::

Ki dijo...

Luly, yo tengo facilidad para conciliar el sueño rápidamente y puedo dormir en las tardes (hora y media o 2 horas) jeje, aunque últimamente no lo hago mucho :P

Descansa bien :)

Besos!

verdemundo dijo...

Es que Ki, tiene la conciencia limpia, porque se olvida de sus fechorías... jaja..

Yo no puedo dormir bien hace dos años. Si no mira la hora de mis publicaciones.

Un beso y dulces sueÑos.